lunes, 13 de agosto de 2012

LEY HINZPETER, Política del terror.


Hace ya un tiempo que viene sonando la denominada “ley Hinzpeter” de la que creo todos tenemos conocimiento;  en el caso de no la sintetizaremos como “penalización a la participación y/o convocación  en actos violentos, que alteren el curso normal en labores de hospitales, establecimientos,  el flujo normal de vehículos, etc.” En más sencillas palabras, cualquier persona que participe en una marcha no autorizada puede ser castigada con presidio en su grado menor, es decir, hasta 3 años y 1 día.

El tratar de criminalizar los movimientos sociales es un recurso bajo hasta para este desesperado gobierno, es muy fácil tratar de  tildar de delincuentes a quienes se movilizan en pro del país, y no le es difícil ya que tienen a su merced a todos los canales de televisión, donde a diario vemos como se muestran a estos “feroces” encapuchados agrediendo sobre todo a los “mártires” de Chile, pero bueno, esto solo muestra lo desesperado que está el gobierno, y que en vez de buscar soluciones concretas al problema de raíz se dedican a desvirtuar la realidad, y aún más, a seguir vulnerando a la gente, al país.


Esta ley atenta contra el principal de los valores “la libertad”. Manifestarse es un derecho, es más, es un deber cuando hay desigualdades, o situaciones indignas en un país, es por esto que es inconcebible que por hacerlo podamos irnos a la cárcel. Para mí esto no es más que otra política del miedo, es decir, creen que a través de medidas extremas, represoras, fascistas podrán acallar los movimientos sociales, pero están muy equivocados. Esto solo inspira a seguir luchando contra las injusticias presentes. La verdadera violencia, que es la del Estado no logrará acallar estas almas voraces de equidad, de un país de verdad.

LA VERDADERA VIOLENCIA ES LA OPRESIÓN.




1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar